DE L´OBSCURITAT A LA LLUM

Composición para banda sinfónica.

Fantasía para Banda Sinfónica estructurada en tres tiempos sin solución de continuidad y en dos estilos armónicos y compositivos contrapuestos.

Obra encargada por el Ayuntamiento de Valencia como interpretación obligada en la Sección Segunda del Certamen Internacional de Bandas de la misma ciudad en 2005.

1º Tiempo
El 1º Movimiento, que responde esencialmente al clásico Allegro, presenta ya en sus 12 primeros compases dos de los elementos destacados que se desarrollarán a lo largo de la obra:

A) La escala Húngara Mayor mediante todas las secciones de madera y,
B) El 1º de los temas principales, dividido en dos partes,  que ofrecerán por primera vez toda la sección de metales.

A continuación, en un clima introspectivo, y sobre el asiento de una pedal por cuartas que mantendrán los instrumentos graves, los Saxofones introducirán el 2º tema en importancia, salpicado con breves y brillantes arpegios del Requinto que nos recordarán el 1º Tema.

En los compases que siguen, el Fagot presenta el 3º tema importante, siendo adornado por el Clarinete Bajo , y acompañado rítmicamente por el Saxofón Alto y Timbal que anunciarán el ritmo más esencial de toda la obra: el 4 / 3 – 4 / 3 corcheas.

El último elemento temático en aparecer es el que presentan los metales en el compás 49; éste está acompañado por el atrevido juego rítmico y colorista de los clarinetes.

Con el objetivo primordial de crear un clima de indefinición y de tensión, en todo este primer movimiento, el denominador común es la armonía por cuartas y el aprovechamiento técnico de la politonalidad, la polimodalidad y los compases irregulares.

2º Tiempo
Irrumpe sin solución de continuidad en el compás 212 con la reexposición del 2º tema con pizzicattos de las cuerdas y maderas graves, que se sostienen sobre una pedal prolongada del Clarinete y las Flautas. Desde aquí se llega a un fragmento cálido, expresivo,  melancólico y en registro agudo, de las maderas. Termina éste con un valor largo que se prolonga durante tres compases en los que los Trombones y Trompetas recordarán de una manera muy grave y triste el último tema en aparecer en  la obra.

A esta parte más intimista le sigue una danza lenta en 7/8 dividida en dos partes:

1ª.- En Modo lidio y politonalmente , cantan el Oboe, el Corno Inglés, las Flautas y el Requinto.

2ª.- En Modo Frigio y, también, politonalmente, cantan los Bombardinos.
Este último fragmento nos conduce al solo de Saxofón Alto que, ofreciendo como cabeza de la melodía  las cuatros notas cromáticas que anteriormente habían presentado diferentes instrumentos a lo largo del 1º y 2º Movimientos, concluirá esta parte central de la obra.

3º Tiempo
Sin corte alguno con respecto al 2º Movimiento  se inicia el último de los movimientos, haciéndolo de una manera similar a la introducción., pero dando paso inmediatamente a unos instantes musicales frenéticos, trepidantes y de gran exigencia rítmica y técnica, para toda la agrupación. Con el aprovechamiento técnico de la escalística y armonía por tonos, y sin perder de  vista la,  casi siempre presente, politonalidad, se van desarrollando con una velocidad  casi siempre en Allegro los temas presentados en la introducción.

Todo este clima de intensidad y fuerza desemboca en el Moderato del compás 366 en donde la melodía volverá a presentar el 2º tema y el ritmo volverá a su característico 4/3 – 4/3 corcheas.

A continuación, un eléctrico Vals realizará las veces de preparación y, posteriormente de intermedio, en lo que es , sin duda , uno de los momentos más destacados del 3º Movimiento y de la obra : el solo de Trompeta, que supone una mezcla clara de fuerza, ritmo y expresividad. El final de este solo dará la señal para la reexposición de los frenéticos Allegro y Presto de la introducción del 3º Movimiento, y que acercarán la obra hacia la parte conclusiva, que no es otra que “LA LLUM”.

“LA LLUM”
Es aquí donde impera de una manera contundente la armonía clásica en tono mayor y con un colorido brillante y triunfal. Reexponiendo en Allegro los metales el 1º tema en sus dos partes, se van abriendo breves paréntesis melódicos mediante las maderas que seguirán cantando el tema introducido el Fagot en el 1º Movimiento y, reiterado por el Corno Inglés y otros instrumentos  con  la escala Húngara. Toda esta fuerza conduce a su desembocadura natural, que no es otra que la Coda Final, en la que con unos trinos coloristas de las maderas agudas, los metales son los auténticos protagonistas, ofreciendo, cómo no, un último recordatorio del tema principal de la obra.

“De l´obscuritat a la llum” pretende ser un claro alegato de lo que el autor entiende como la victoria de la esperanza, la ilusión y el optimismo frente a la tristeza, el dolor, el sufrimiento, la ansiedad y, cualesquiera otros sentimientos negativos.

PARTITURA

¡Compártelo!
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Top